elsótanorock

CULTURA INDEPENDIENTE

SUSCRIBITE

Submitting Form...

The server encountered an error.

Form received.

“Gracias, nosotros somos un poco más sensibles” dijo luego de la primer canción el cantante de Toros, que hacía referencia a la actuación impactante que dieron los THC (Tres Humanos Colisionando), haciendo apertura de la gran noche que trajo nuevamente a  tierras comechingonas al trio ucraniano de Stoned Jesus, que en mayo del año pasado nos voló la cabeza en Casa Babylon con un stoner crudo directo al mentón, que ahora nos volvió a sacudir pero nos levantamos felices los casi 250 asistentes  en una  noche otoñal.

Stoned Jesus

THC

Toros

 

en Refugio

Guernica

por hernán martin

ph: luis parodi

La cita esperada fue el miércoles (el año pasado pasado también fue un miércoles) 9/08 en Refugio Guernica, donde las puertas se abrieron a partir de las 19 con pata flambeada y cerveza gratis (pulgares arriba para la organización con ese gesto) para los que iban en condición de matinée y tenían tiempo de sobra, mientras rockeros locales llevaron sus cuadernitos para tomar nota de semejante acontecimiento, se saludaban y la música era acorde al clima. THC subió al escenario alrededor de las 21 para elevarnos un poco y entender que podíamos llenarnos nuestras zapatillas o borcegos de arena y creernos como Jim Morrison en el desierto. Esa densidad e intensidad post-stoner nos mostró este trio local (sentado en Carlos Paz) que sonó muy ajustado y con pocas palabras que solo fueron de saludos y agradecimientos para los  presentes que apreciamos ese viaje. Conste que los muchachos están por sacar su disco debut y también fueron teloneros de los ucranianos la fecha anterior, eso es más que buena señal para el futuro.

A las 21:45 los muchachos de Toros, que debutaban esa noche, subieron al escenario con una estética y actuación importante. Cabe aclarar que el Stoner, como otros estilos del rock, tiene una estética marcada con camisas leñadoras, barbas largas, gorras trucker, bajos llenos de Fuzz, etc. y ellos no fueron la excepción a la regla y nos regalaron un show bastante verborrágico y pasajes Hard, nos hicieron sentir que íbamos en una Ford F-100 destartalada por la ruta rodeada de llanura, con la música a todo volumen, una especie de Mad Max pero en las rutas del sur, llenas de pasto, puna y arena gruesa. Eso fue un poco el debut enérgico del quinteto local que agradeció con fervor la posibilidad de compartir escenario esa noche y de estar a la altura de la circunstancia.

 

Cuando estaban armando para que suba la banda principal, un pibe me dice “yo vine a ver a los Stoned Jesus, no me importan las otras bandas” y eso reflejó un poco la ansiedad que se vivía en el ambiente que a veces es difícil manejarla, más si la cerveza corre rápido. Pero siempre es bueno dar la mano a las bandas locales para tocar en estos eventos, suma a su curriculum y dar más circulación al rock de acá, que a veces se siente agobiado por los productores que te exigen entradas o dinero a cambio de una fecha.

Mientras que la mesita del merchandansing sumaba a la caja con precios accesibles con la venta de discos, vinilos, remeras y poster; el plato principal fue servido unos minutos antes de las 23 para comenzar con los acordes de “Stormy Monday” y el publico empiece a delirar con un sonido estruendoso. Ahora sí caíamos en la cuenta que teníamos ahí nomás a Stoned Jesus, a metros de distancia y que iban a tocar de pie a cabeza su segundo disco “Seven Thunders Roar” que cumple cinco años. Y para ello fue la excusa perfecta en esta gira latinoamericana que arranco acá, luego a Buenos Aires, Chile y finaliza en Brasil para luego la gran gira europea que arranca en Octubre, esos que van a tocar en un estadio enorme los teníamos acá al frente. Luego “Bright Like the Morning” y “Electric Mistress” nos posicionaban alto y el guitarrista Igor tenía una sonrisa dibujada en la cara y ese humor lo incentivo para que posara a los flashes de los fotógrafos, mientras que el bajista Sid y el baterista de 5R6 (otra banda ucraniana) Dimitri, se mantenían firmes pero empáticos con el público que estaba alucinado con los pasajes maravillosos que metían en “Indian” y el famoso “I Am The Mountain”, sacaron brillo de esas cuerdas y esos parches. Todos sabíamos que había bises, porque esas cinco canciones que incluyen el disco no eran suficientes y volvieron para cerrar con “Black Woods” y “Here Come The Robots” y concluir una noche de semana como uno de los mejores miércoles de nuestras vidas, donde después nos fuimos a dormir y la revoluciones no bajaban porque el jueves era otra vez la vida real y aun así puede sonar exagerado, pero realmente fue un hecho hermoso y fascinante para nosotros que queremos  (como público y prensa, pero ante todo fanáticos del rock) establecer a Córdoba como una ciudad donde las grandes bandas de distintos géneros no tan comerciales pueden tocar; otra vez pulgares arriba a la Farma y Bestiario por la organización.

CONTENIDOS AUDIOVISUALES Y WEB

contenidos@elsotanorock.com

COMERCIAL

comercial@elsotanorock.com

MATERIAL DISCOGRÁFICO Y RADIO

radio@elsotanorock.com

CONTACTO

facebook.com/elsotanorock

INSTITUCIONAL

institucional@elsotanorock.com

PRENSA

prensa@elsotanorock.com

EL SOTANO ROCK. Sitio web oficial

www.elsotanorock.com

CONTACTO: radio@elsotanorock.com

COMERCIAL: comercial@elsotanorock.com

Todos los derechos reservados.

Sitio web diseñado y producido por buho diseño.

owldiseño.com

CONTACTO: +54 351 (15)8040066

CORDOBA - ARGENTINA

Fotografia general: Mati Vercelli Foto

facebook.com/matiasvercelli

flickr.com/photos/suenoslucidos